Saltar al contenido

Feria del libro Bs As: “Google no es sinónimo de democracia”, Barbara Cassin

abril 29, 2008

Lo afirma la filósofa francesa Barbara Cassin en su libro Googléame, editado por FCE y presentado en la Feria del Libro

Si en el imaginario global, Google -el omnímodo motor de búsqueda de la web y el más utilizado a nivel planetario-, representa el epítome de la democracia y la cultura de la era digital, la filósofa y filóloga francesa, Barbara Cassin, se encarga de echar por la borda esas creencias.

Lo hace en su libro Googléame . La segunda misión de los Estados Unidos, editado por Fondo de Cultura Económica (FCE) y presentado el viernes en la Feria del Libro, en diálogo con el periodista de LA NACION, Leonardo Tarifeño.

Doctorada en La Sorbona, investigadora del Centre Nacional de la Recherche Scientifique de París (el equivalente al Conicet argentino), Cassin utilizó su indagación en la relación entre retórica y ontología en la obra de sofistas de la antigüedad como Parménides y Aristóteles para trasladarla a Google como imperio de la información.

A la empresa se la conoce como una de las big four (junto con Microsoft, Yahoo y AOL). Fue inventada en 1995-1996 por dos estudiantes de doctorado de la Universidad de Stanford, Sergey Brin y Larry Page y se constituyó como empresa en 1998.

Valuada en 160.000 millones de dólares, desde 2004 cotiza en bolsa. En 2011 el gigante informático quedará bajo el dominio de la Universidad de Stanford, que le confirió bajo licencia exclusiva hasta ése año la utilización del algoritmo-bautizado PageRank -con el que opera su motor de búsqueda.

Es a partir de los enunciados de ése coloso, que se autoproclama “el gran organizador de toda la información mundial” (“léease el democratizador del planeta“, sostiene Cassin) y como un estandarte ético que procura el “bien” para la humanidad, que la autora, “movida por la indignación”, centra su reflexión en la dialéctica de la empresa. Analiza su operatoria a nivel mundial y concluye que Google “no es un ni un maestro ni de la democracia ni de la cultura”.

Claro que ésa es su conclusión filosófica tras una minuciosa radiografía en la que arremete, entre otras cuestiones principales, contra la universalidad de la información de la que se jacta Google y contra su camaleónica moral para adaptarse y ganar nuevos mercados.

“Arrogarse la clasificación y organización de la información global es como dejar al mundo al amparo de una realidad distinta”, observa. Y parangona esa retórica con la de George Bush, cuya misión es combatir al mal e implantar la democracia en todo el planeta. La primera misión de los EE.UU, indica.

Cassin argumenta que en China, por ejemplo, Google se mostró servil a la censura impuesta por Pekín por el mero afán de insertarse en ésa economía. “Si como dice Google,afirma, su misión es hacer que la información del mundo sea universalmente accesible y útil, ¿por qué si uno está China y busca por ejemplo una palabra clave como la Plaza de Tian´anmen, no ve las mismas imágenes o textos que en Buenos Aires o EE.UU?”, cuestiona.

Los creadores de Google-desliza la autora- se defienden con el argumento de que China accede ahora a una información de la que antes carecía. Y aducen, además, de que “es preferible una información trunca a una nula”.

Otra de sus críticas apunta a la democracia de los clicks. “Para Google, un click es igual a un voto, pero la suma de los clicks no hace a un pueblo”, arremete.

La autora denuncia, además, que los programadores de Google se autodenominan evangelistas de sistemas“; un mote que también acerca la analogía del rol mesiánico de los EE.UU, cuestiona.

Pero la suya no es una crítica a Internet “sino a la simulación de universalidad y democratización de la información que la empresa promueve”.

Como sostuvo Tarifeño durante la presentación del libro, lo que persigue la autora a través de su reflexión filosófica en un tema de tanta contemporaneidad es una “Internet de mayor calidad y con más férreos parámetros éticos”. 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: