Saltar al contenido

Dynamo: Portal a la vanguardia

julio 31, 2007
Tras una gira por España Soda Stereo se encierra en su propio estudio para registrar el que seria el álbum más áspero del grupo.  Las maquinas y la distorsión fueron los principales protagonistas en esos primeros días de la década del 90, en que la movida nacida en Manchester  y el rock alternativo reinaban el planeta.

2001716139964799560_rs

En 1992 Cerati, Bozio y Alberti editanDynamo”, una placa sónica repleta de noise y guitarras oceánicas. El ultimo gran álbum de Soda Stereo, sorprende desde el comienzo con su sonido distorsionado y juguetón. Cerati  y su guitarra consiguen paisajes sonoros que besan y saturan de melodía a los amplificadores.

El álbum es recibido por la prensa y por la escena musical con gran euforia; pero es recelado por algunos de los fans más tradicionalistas del grupo; y si bien al principio el ruido del nuevo material no sentó bien a muchos, eventualmente la placa se ubicaría entre lo mas pedido del extenso repertorio del grupo.

“Mojate los labios y sueña” entona el líder de Soda en “Secuencia Inicial” canción que inicia la placa, pero “Dynamo” despega al tercer track cuando la banda sube a una montaña sonora y despierta al mundo con la distorsión melancólica de “En remolinos“, donde Cerati susurrando confiesa su deseo de vivir su sueño preferido.

Primavera 0″, “En remolinos”, “Secuencia inicial” y “Luna roja” son solo algunos de los clásicos que sembraría este disco. El disco se nutre de maquinas, computadoras y efectos de guitarras que permanecen hasta hoy en la música de Cerati; pero además de la distorsión a la “Loveless” de My Bloody Valentine, el grupo  coquetea con riffs punks en la mencionada Primavera 0” y en “Texturas“, canción que da cierre al disco.

La  sensual “Luna Roja” extiende la fascinación astronómica de Cerati quien relata el hipnotismo del amor, que lleva al protagonista al dolor, volviéndolo vulnerable e  indefenso para así dejarlo abandonado a su suerte. La canción se esfuma lentamente gracias a un Cerati dedicado a crear su propio océano convulsionado por olas sónicas.

Esta placa no vendería mucho  ya que el grupo se encontraba en medio de una mudanza de compañías, dejando Sony por BMG, por lo que ninguna de las discográficas apoyaría el lanzamiento del álbum . Sin embargo, a pesar de las modestas ventas, Dynamo sería presentado con 8 shows en el estadio Obras, donde otra vez marcarían la década.

Como número de apertura de estos conciertos Soda elige a cuatro bandas de la –por entonces- recién nacida movida sónica argentina: Babasónicos, Juana la loca, Martes Menta y Tía Newton. Esta invitación por parte del grupo tendría una particular significancía, ya que presentaría ante las masas a una camada de nuevos artistas; artistas que inyectarían sangre e ideas nuevas al rock nacional. El gesto era una forma de legitimar las intenciones musicales y estéticas del nuevo Soda, comprometiéndose  con  un genuino interés por la nueva generación.

Lucas Mendoza Canalda

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: