Saltar al contenido

Nine Inch Nails THE DOWNWARD SPIRAL (1994)

julio 6, 2007

Perversión lóbrega para un clásico de los 90.

Trent Reznor, retorcido genio de la música industrial, se corono Rey del dark de los 90 cuando engendro este maligno álbum de melodías electrónicas y sintetizadores poseídos. En “The downward spiral” – El espiral descendiente- NIN se sumerge en la noche solo iluminada por la aspereza del cuero, y ambientada por la abusiva atmósfera industrial.
Buscando exorcizar sus demonios internos, Reznor crea pasajes sonoros tenebrosos e inaccesibles que deambulan entre odio y desprecio, y la búsqueda de un lugar donde sea posible descansar y calmar a la bestia que habita en su interior. “Mr. Self destruct” se apropia de tus miedos, y se responsabiliza de cada uno de tus actos.

Piggy” funciona como el mejor ejemplo de una canción de NIN, compuesta por un piano de cola, y despojadote todo, menos de una hermosa melodía de media noche. En “Heresy“, Reznor, proclama la muerte de tu dios, y te recuerda que todos nos encontraremos en el infierno. En “I do not want this” Reznor se lamenta una y otra vez, ante la negación, y se ubica en soledad a años luz de la resignación.
Con esta placa Nine Inch Nails lograría trascender definitivamente en la música y la cultura popular, y sentaría las bases para que artistas como Rammstein, Marilyn Manson y Slipknot sean exitosos.
A casi diez años de la edición de este disco, las postales de la historia tienen un recuerdo imborrable: todo un estadio entonando el estribillo de “Closer”, I WANT TO FUCK YOU LIKE AN ANIMAL”.


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: